La industria alimentaria frena su crecimiento por la inflación y la sequía

Equipo
By Equipo
6 Min Read

La industria española de alimentación y bebidas redujo su producción real un 2,6% el año pasado, hasta los 162.459 millones de euros en valor, lastrada por la inflación, un «contexto global inestable» pero, sobre todo, por los «efectos climatológicos adversos», es decir, la sequía. Es la primera vez en 10 años que esta producción decrece en España, exceptuando el 2020 en donde la pandemia y el confinamiento provocaron también un descenso. 

“Veníamos de dos ejercicios previos con un crecimiento muy excepcional y alejado de la tónica de años anteriores marcados por, primero, la recuperación tras la pandemia y, segundo, el extraordinario avance de los precios industriales. En paralelo, la difícil situación global ha dibujado un escenario muy tenso para el desarrollo del sector, confirmando en 2023 los indicios de desaceleración que ya se venían perfilando en años anteriores”, ha destacado Mauricio García de Quevedo, director general de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) en una rueda de prensa en la que han hecho público el informe económico del sector, en colaboración con el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA)

El directivo descartó hacer una previsión de cómo terminará el año 2024 para la industria alimentaria dado que «se mantienen efectos de inestabilidad», como son las tensiones geopolíticas o la sequía, si bien hay otros efectos positivos como son «la moderación de la inflación y los precios».


Lee también

Noemi Navas

Imagen de un supermercado Bonpreu

La inflación y el crecimiento de los precios ha tenido un impacto decisivo en las familias, que han reducido su consumo. Mientras que el consumo total de los hogares se ha mantenido estable en valor, en 66.371 millones de euros (un escaso 0,1% frente a los datos del año anterior), en volúmenes, el consumo total ha descendido un 10%, hasta los 22.310 millones de kilogramos comercializados en 2023. El gasto medio per cápita se ha mantenido estable, con 1.410 euros entre enero y noviembre de 2023 (último dato disponible según FIAB) versus 1.428 euros en el mismo periodo de 2022. 

Las exportaciones también están dando signos de ralentización. En este sentido, aunque de nuevo por efecto de la inflación, las ventas fuera de España crecieron un 3,4% en valor, hasta los 47.620 millones de euros, en volumen decrecieron un 6,6%, lo que, en opinión de FIAB, refleja «un cambio de tendencia». La asociación señala, entre otros factores, «un marco exterior muy voluble desde 2018 que ha afectado a los países de destino, marcado por la desaceleración de algunas economías, el auge de las políticas proteccionistas, los efectos del Brexit, el impacto ocasionado por la pandemia del COVID-19 y las consecuencias de los conflictos internacionales actuales». 

Aun con esta debilidad exportadora, España se mantiene como uno de los principales exportadores de la industria de alimentación y bebidas a nivel mundial y en quinta posición entre los principales exportadores de la Unión Europea, solo por detrás de Países Bajos, Alemania, Francia e Italia, según datos de FoodDrinkEurope facilitados por FIAB.


Lee también

Maite Gutiérrez

GRAFCAT1492. BARCELONA, 18/03/2024.- Aspecto de la primera jornada de la feria internacional Alimentaria & Hostelco, que se celebra desde este lunes en Barcelona, y que prevé un impacto económico de entre 180 y 200 millones de euros y espera superar los 100.000 visitantes profesionales. EFE/Alejandro García

En cuanto al ranking de los principales países de destino de las exportaciones en el 2023, la Unión Europea continuó siendo el principal socio comercial para las exportaciones del sector, con un peso del 58% del total. En los cuatro primeros puestos se destacan Francia, con unas compras de 7.208 millones de euros y un crecimiento del 9,2%; Portugal, que acumuló 5.573 millones de euros en compras españolas y un crecimiento del 12,7%; Italia con 5.507 millones de euros (un 4,3% más) y Alemania, con 2.985 millones de euros y un crecimiento del 16%.

En quinto lugar, y primer comprador extracomunitario, se encuentra Estados Unidos, que reduce sus compras un 6,4%, hasta los 2.747 millones de euros en parte por el extraordinario comportamiento que experimentaron las ventas en años previos, que crecieron hasta un 21% en el 2021. Reino Unido incrementó sus adquisiciones de producto español en un 9,4%, hasta los 2.643 millones de euros. Le sigue China, ya como el primer país asiático del ranking, con un valor de 1.837 milones de euros y un retroceso del -23,6% que refleja la bajada de sus importaciones de porcino tras la superación en el país de la situación de la fiebre porcina, así como el aumento de medidas proteccionistas con trabas para la importación de alimentos y bebidas

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *