Sumar interrumpe la integración de los partidos coaligados en su dirección tras las dudas de IU

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La tormenta desatada en Izquierda Unida, la borrasca registrada en Compromís y la marejada incipiente de Más Madrid han forzado un cambio de rumbo en Sumar al punto de paralizar  la integración de sus partidos coaligados en la nueva dirección nacional.

De esta manera, la primera reunión del reunión del Grupo de Coordinación liderado por Yolanda Díaz se pondrá en marcha este sábado solo con los representantes del partido matriz bajo el argumento de dar más tiempo a las organizaciones políticas para que se incorporen cuando estimen conveniente. Es decir, sin fecha concreta.

Esta decisión coincide con un momento de fuertes tensiones internas avivadas por la escasa proyección de voto que las encuestas otorgan a Sumar para las elecciones europeas y que no garantizan, ni mucho menos, que todas las fuerzas coaligadas puedan obtener un europarlamentario. 

Pese a todo, el portavoz de Sumar en el Congreso, Íñigo Errejón, ha tratado de rebajar las fricciones destacando que la colaboración entre las distintas izquierdas es el camino en un contexto de «ola reaccionaria» donde las fuerzas progresistas tienen que «arrimar el hombro». «Creo que nos va mejor cuando somos capaces de cooperar. Esa es la senda y ese tiene que ser el horizonte político que presida todas las discusiones», ha señalado en rueda de prensa.

Lee también

En lo que respecta a Izquierda Unida, la organización ha decidido suspender temporalmente su presencia en la dirección de Sumar hasta celebrar un debate profundo sobre el tipo de relación que mantener entre ambas partes.

En lo que se refiere a Compromís, las desconfianzas surgidas entre ambas partes durante el proceso de confección de las listas europeas han amplificado las voces críticas desde la formación valenciana con la hoja de ruta marcada por Díaz.

Mientras que en Más Madrid aún no se ha sofocado el malestar que produjo el plan unilateral de implantación de Sumar en el territorio madrileño.

El 70% de los puestos del Grupo de Coordinación de Sumar está reservado para la matriz y el 30% al conjunto de fuerzas coaligadas

De esta forma, la reunión del Grupo de Coordinación se celebrará únicamente con los miembros elegidos directamente por las bases de Sumar en marzo, que suponen el 70% de los representantes de este órgano vinculados al proyecto liderado por la vicepresidenta Yolanda Díaz.

El otro 30% está reservado, como se acordó en su ponencia organizativa, para las organizaciones que decidieron vincularse orgánicamente con Sumar, como son los comunes, Más Madrid, IU, Verdes Equo, la coalición Contigo Navarra e Iniciativa del Pueblo Andaluz.

Por el contrario, Compromís, la Chunta aragonesista, Drago Canarias o Més por Mallorca decidieron no formar parte de la estructura interna de Sumar y limitarse a una colaboración de mera alianza electoral.

Un calendario fallido

La previsión inicial que manejaba Sumar era que después de su asamblea, celebrada el 23 de marzo, se dejaba el plazo aproximado de un mes a las formaciones políticas para elegir a sus representantes y, con todos los integrantes ya seleccionados, se reuniera por completo el Grupo de Coordinación para elegir a su Ejecutiva.

En este sentido, el cupo de los partidos está fijado en cinco representantes en la dirección ampliada (el mencionado Grupo Coordinador) y hasta dos integrantes en la ejecutiva, posiciones que ya estaban contempladas en los órganos provisionales de Sumar hasta la celebración de su cónclave.

Sin embargo, esos planes ahora han cambiado y el sábado, la primera reunión del mencionado grupo, que se celebrará en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, solo se celebrará con la cuota de Sumar, que elegirá una Ejecutiva que posteriormente se ampliará con los integrantes de los partidos.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *