Begoña Gómez, Air Europa y la covid

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La cancelación de la agenda pública de Pedro Sánchez para reflexionar sobre su futuro y anunciar el próximo lunes si dimite se produce después de que un juzgado de Madrid ha abierto diligencias contra la mujer del presidente tras la denuncia interpuesta por el sindicado ultraderechista Manos Limpias. Sánchez ha denunciado “una operación de acoso y derribo por tierra, mar y aire, para intentar hacerme desfallecer en lo político y personal atacando a mi esposa”.

Detrás de la denuncia está la acusación por parte del PP de que Begoña Gómez colaboró con Air Europa y, por tanto, esa relación podría haber influido en el rescate que recibió la aerolínea en forma de préstamo por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que depende del Ministerio de Hacienda.

La Vanguardia ha reconstruido cómo fue esa relación entre la mujer del jefe del Ejecutivo y la compañía aérea. Todo comenzó en Rusia.

San Petersburgo. Año 2019, periodo electoral. Una filial de Globalia, matriz de Air Europa, llamada Wakalua, bautizada como “el primer hub global de innovación en turismo”, acudió a un congreso de la OMT (Organización Mundial del Turismo). En la ciudad rusa, los directivos de la compañía coinciden con Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez, en representación del IE Africa Center y suscriben un acuerdo de colaboración para un proyecto. El contrato se firmó el 17 de enero del 2020. El objetivo era becar a ganadores de un concurso de empresas emergentes africanas. El montante: 25.000 euros en becas y otros 15.000 en “gastos de representación”.

Recurriendo a estos gastos, Wakalua y el IE Africa Center acordaron adquirir dos billetes de avión entre Madrid y Londres para asistir a un congreso de turismo que costaron 1.716,53 euros, ida y vuelta, con Air Europa. Uno de esos billetes de avión fue utilizado por Gómez, explican las fuentes consultadas, el 4 de marzo del 2020. Más allá de este desembolso el contrato no se desarrolló.

El préstamo de 475 millones a la aerolínea se negoció con la SEPI, el consejo asesor y Abogacía del Estado

Días más tarde Sánchez anunció el confinamiento y esa Semana Santa decretó el cierre de la economía para frenar los contagios de la covid. Esta situación afectó directamente a Air Europa, que recurrió al Gobierno para ser rescatada. La alternativa, indican fuentes de la aerolínea, era el concurso de acreedores. La compañía no tenía dinero para pagar las nóminas. Por eso requirió la ayuda pública y recibió 475 millones en dos préstamos: uno participativo de 240 millones y otro ordinario de 235 millones. El participativo, en el que está implicada la SEPI, tiene unos intereses que alcanzan el 7,5%. Si la compañía da beneficios, el 1% irá para Hacienda. La aerolínea ya ha pagado 66 millones solo en intereses.


Lee también

Juan Carlos Merino

Horizontal

Air Europa y Presidencia del Gobierno defienden que el préstamo público no guarda relación alguna con el contrato del IE Africa Center y la filial de Globalia. La ayuda se negoció directamente con el vicepresidente de la SEPI y el consejo asesor. También con la Abogacía del Estado, Cuatrecasas y PwC conocieron el proceso.

Tras la pandemia, Globalia y el IE Africa Center volvieron a hablar de más acuerdos. Comenzaron a trabajar en un proyecto de repoblación llamado “Hola Pueblo”, que tampoco se desarrolló.

Gómez y el consejero delegado de Globalia, Javier Hidalgo, se conocieron en San Petersburgo. Después tuvieron dos reuniones: en Fitur 2020 y en la sede de la compañía, pero no se avanzó en más colaboraciones.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *