Casper Ruud: «Está bien quitarme de encima esta reputación de no ganar»

Equipo
By Equipo
8 Min Read


Acaba de ganar el Conde de Godó, su primer título ATP 500 después de varios intentos en plazas incluso de mayor rango, como las finales de Roland Garros 2022 y 2023 y la de US Open 2022. Está contento, aunque nórdico como es, Casper Ruud (Oslo, 25 años) guarda bien la compostura, dispuesto y profesional para actuar ante las cámaras para el torneo, para saludar a todo el mundo, para firmar una pelota, para atender a ABC desde la sala de prensa hasta la terraza vip, donde lo esperan una decena de entrevistas de televisión. Exalumno de la academia de Nadal, el noruego se toma el Mutua Madrid Open como el torneo de la consagración, porque habían sido diez títulos ATP 250 y otras once finales perdidas. Con 29 triunfos y 7 derrotas, es tercero del año. Es, con permiso de Nadal y Alcaraz, el chico del momento.-¿Ha cambiado algo en su cabeza después de la victoria? ¿Ya se convence de que puede ganar lo que sea?-Sí, bueno, tampoco me ha cambiado tanto. Siento que sigo siendo el mismo chaval que era el domingo antes de la final, y el que era el sábado, pero ganar un título como este, en un torneo complicado y muy especial, es un gran hito en mi carrera, sin duda. Y creo que me va a servir para pasar al siguiente nivel. Conseguir alcanzar otra final de Masters 1.000 de nuevo, y el sueño, por supuesto, de jugar otra final de Grand Slam. Y puedo pensar, bueno, he ganado en Barcelona, así que soy capaz de, al menos, tener la oportunidad de ganar en esos torneos.-Siguió la tradición de lanzarse a la piscina, donde Nadal, por ejemplo, se lanzó doce veces. ¿Cómo estaba el agua? ¿Muy fría?-No, no, estaba muy buena y agradable. Fue genial lanzarme a la piscina.-¿Fue un salto de alivio o de recompensa?-Fue más una recompensa. No es como que no hubiera ganado nunca un torneo antes, pero no a este nivel. Fue el primero, así que lo asumo como la recompensa al trabajo duro. Y después de varias finales difíciles que perdí antes, ganar al fin este título fue una sensación genial.Noticias Relacionadas estandar No MUTUA MADRID OPEN Carlos Alcaraz: «No quiero decir al 100% que vaya a participar» Inés Ruiz-Jiménez Vera estandar No Mutua Madrid Open Badosa y la exigencia interna y externa en el tenis: «No es casualidad que la gente sufra por cosas que no están en su mano» Laura Marta-Sus finales de Grand Slams fueron contra Nadal y Djokovic en Roland Garros y Alcaraz en US Open, un poco de mala suerte también es, ¿no?-Sí, es verdad. Fueron torneos complicadísimos. Todas las competiciones son difíciles en la final, especialmente en Grand Slams. Vas a jugar con el otro mejor jugador del torneo. Para mí ellos jugaron mejor que yo, fueron superiores, y no pude ganarles. Pero quizá tenga otra oportunidad en el futuro y quién sabe. Barcelona es un gran torneo y esto me dará confianza.-¿La etiqueta de no ganar un gran título pudo pesar a veces?-Sí y no. Todavía tengo 25 años. Siento que tengo por delante al menos diez años más de carrera por delante. Y si no ocurría nunca pues no ocurría nunca, pero sé que estoy intentando lo máximo posible. Estoy contento de haber ganado Barcelona y quitarme esta reputación de mis hombros.-¿El clic que faltaba era una cuestión de confianza, de agresividad?-No lo sé. Creo que un poco de ambas. En los últimos meses he intentado practicar para jugar más agresivo, golpeando la pelota más fuerte, más rápida, para que me diera más oportunidades en mi juego. El año pasado jugué muy defensivo, sin saber castigar y empujar suficiente a mis rivales. Este año he empezado mucho mejor, tanto respecto al tenis como a resultados, con la final en Acapulco (perdió con De Miñaur), Montecarlo (Tsitsipas) y el título en Barcelona. Me alegro de que esté dando sus frutos. Y que sigan.-¿Tener esa imagen de niño bueno del circuito es positiva o puede ser negativa para sacar la agresividad?-No, no. Creo que solo me ha traído cosas positivas.Casper Ruud, durante la entrevista con ABC Aitor Martín-¿Dónde está la mayor dificultad en el tenis: alcanzar las expectativas o ser regular en estos torneos?-Diría que las dos cosas. Sí, eso sí, pero además, en el tenis hay una dificultad grande en el hecho de que no tengas suficiente tiempo para recuperar y descansar. Jugué la final de Barcelona el domingo y viajé ayer aquí [por el lunes] y hoy [por ayer] tengo que ir al club a entrenar, a atender ciertos actos… Es bastante duro, sí. Pero también hay muchas cosas muy buenas en el tenis. Pero sí, eso es el mayor reto: hacer el equipaje cada semana, entrar y salir de los hoteles de un día al otro, este tipo de cosas.-¿Cree que la gente entiende la exigencia del tenis?-Probablemente no, salvo que seas un gran aficionado y entiendas lo que significa viajar a una ciudad distinta cada semana, la cantidad de trabajo que haces, lo largos que se hacen los días a veces. La dificultad del deporte de élite en general. Hay muchos otros deportes que tienen lo mismo. No voy a decir que el tenis sea el más duro porque no es justo comparar. -Supongo que lo de este domingo en el Conde de Godó es la parte buena.-Sí, es exigente muchas veces, pero también muchas otras te recompensa. Me encanta el tenis. No es un gran problema. Algunas semanas son más duras que otras, pero es que hay tantísimos trabajos que son mucho más duros que el tenis… Es un deporte exigente, pero no podemos quejarnos.MÁS INFORMACIÓN noticia No Jannik Sinner, el número dos del mundo, dispuesto a pelear en Madrid noticia No Garbiñe sale al paso de las críticas por su aumento de peso tras la retirada noticia No Albert Ramos derrota a Bautista en un partido muy disputado noticia No Las mejores raquetas se prueban en la Caja Mágica-¿Recuerda la final de Roland Garros contra Nadal, cuando el presentador iba diciendo campeón en 2005, 2006, 2007, 2008, 2010…?-Sí, sí, lo recuerdo. En ese momento sientes un gran respeto, por supuesto, por Rafa, por lo que ha hecho. Y por un momento también fue un poco divertido, porque empiezas a escuchar cada año que ha ganado, uno detrás de otro. Me acuerdo muy muy bien de aquello. Y este año, cuando vuelva a jugar en Roland Garros, será un año más que lo diga porque tendrá que incluir el año 2022, el número 14. Y estoy deseando escucharlo si Rafa puede jugar este año.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *