Jordi Fernández, un Guardiola en Nueva York

Equipo
By Equipo
4 Min Read

Se fue para Estados Unidos a un campus de verano con una mano delante y otra detrás en 2006 y este miércoles fue presentado como el primer entrenador español que toma el mando de un equipo de la NBA. Jordi Fernández (Badalona, 41 años) ha tenido un viaje baloncestístico de película hasta aterrizar en la Gran Manzana para hacerse cargo de los Brooklyn Nets. Ya hay quien le compara en Nueva York con Pep Guardiola, con quien por cierto le une una magnífica relación desde que se encontraron en las finales de 2016 cuando el badalonés formaba parte de la estructura de los Cleveland Cavaliers. Fernández es el tercer europeo que dirigirá una franquicia en la liga norteamericana y el quinto más joven.

Con fama de ser un erudito del baloncesto se ha ido ganando el buen nombre paso a paso, estudiando desde abajo todo el sistema norteamericano en cuanto a su deporte se refiere.

Seis años como asistente en los Denver Nuggets, antes de pasar a los Sacramento Kings para ejercer el mismo papel, le han servido de campamento de operaciones para demostrar su valía. Como lo ha sido el hecho de pilotar a la selección de Canadá en el último Mundial y llevarla al podio con un fantástico bronce.

En los Nets sustituye a Kevin Ollie, el técnico interino que cogió las riendas en febrero. Su reto, reflotar a una franquicia que arrastra ciertos complejos de maldita y que terminó la temporada con un pobre balance de 32-50. Viene Fernández de asistir en los Kings a Mike Brown, a quien catalogó como “mi padre en el baloncesto americano”, mientras que de Sergio Scariolo dijo que “es mi padre en el baloncesto europeo”, pues también trabajó junto al seleccionador español.

«Queremos crear un estilo propio para que los aficionados se sientan orgullosos»

“Este es el inicio de un nuevo capítulo para mí y para mi familia. Es un gran reto y una oportunidad. Lo que más me ha gustado del proyecto es que la franquicia valora ganar, pero sobre todo hacerlo de manera sostenida en el tiempo”, radiografió el técnico badalonés ante la prensa neoyorquina.

Dentro de este plan de luces largas Fernández habló de rodearse de un sólido equipo de trabajo capaz de crear un estilo, un “Brooklyn way ”, que su equipo sea reconocible por su manera de jugar para que sus aficionados “se sientan muy orgullosos”.

Fernández se ve al frente de un “equipo joven, que puede jugar rápido y que puede aprender día tras día. Este será mi objetivo, hacerles progresar semana a semana. El éxito individual solo llega a través del éxito colectivo. Si hoy estoy aquí es por los éxitos de Canadá y de los Sacramento Kings”.

El nuevo técnico de los Nets cree que su ejemplo puede servir de referencia para los entrenadores jóvenes. “Que disfruten mucho del camino, como yo lo he hecho, hay distintos caminos y distintas formas de estar en el baloncesto”, afirmó.

«No estaría aquí sin Mike Brown y sin mi padre en el baloncesto europeo, Scariolo»

Antes de dedicarse al copo con los Nets afrontará los Juegos Olímpicos de París con Canadá. Trabajo no le falta, aunque sea lejos de casa. “Badalona es uno de los mejores lugares de baloncesto de Europa y del mundo. Ahí es donde empecé y me enamoré del baloncesto. Vuelvo siempre que puedo”.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *