“El fútbol es mi terapia, lo que me hace feliz»

Equipo
By Equipo
8 Min Read

Hace poco más de un mes, Jofre Carreras Pagès (Girona, 2001) perdió a su madre. La afición perica y toda la plantilla abrazaron al futbolista en un emocionante homenaje antes del partido frente al Tenerife en el Stage Front Stadium. Un año antes, este prometedor extremo había despedido también a su padre. Los golpes le han obligado a madurar con rapidez mientras daba sus primeros pasos en el fútbol profesional y se asentaba en el primer equipo del Espanyol. 

Ya en su debut en la máxima categoría, en el último partido del 2021 en València, demostró que estaba hecho de otra pasta. Una asistencia suya y un penalti provocado dieron el triunfo al Espanyol. Dos años después, Jofre es uno de los hombres importantes del equipo de Manolo González. Un chico que mira de frente a los problemas y que sigue soñando con ser protagonista en su Espanyol en Primera.

Su pasión

“El fútbol es una vía de escape, me ayuda a evadirme”

Quedan seis jornadas para el final. ¿Nota la presión?

La gente está mentalizada y si eres profesional, tienes que saber llevar la presión y asumir el reto. Es muy importante conseguir el objetivo.

¿Cómo ha mejorado Manolo González al equipo?

A nivel de juego quizás es más fluido. Manolo te ofrece muchas soluciones en el juego, y eso nos ayuda bastante.

Ahora encajan menos goles, pero les cuesta más marcar.

Somos nosotros los que tenemos que estar más acertados en los metros finales. En cada partido generamos muchas ocasiones y solo nos falta meterla.

Horizontal

Jofre se ha convertido en un futbolista importante para el Espanyol 

Xavier Cervera

¿Cómo se encuentra de ánimo?

Es imposible que no me afecte lo que me ha pasado. A todo el mundo le afectaría. Además pasó lo que pasó con mi padre hace un año. Pero dentro del vestuario me evado. Mis compañeros me ayudan y el fútbol es lo que me hace feliz. Voy mejorando día a día.

¿Jugar al fútbol es una terapia?

Sí. Es como una vía de escape. Cuando estoy en el campo, solo pienso en el juego, en ayudar al equipo. Además de una motivación me sirve para evadirme. Y disfruto.

¿Cómo vivió el homenaje del Stage Front?

Tengo suerte de tener gente que me quiere. Me emocioné mucho. Ahí pude ver que no estaba solo. Era muy reciente todo y lo viví mucho más. Estoy muy agradecido porque me di cuenta de lo que me quiere la gente.

“Quiero hablar de mi madre para no olvidarla. Creo que estaría orgullosa de mí”

Expuso sus sentimientos en un momento muy difícil para usted.

Yo tengo claro lo que quiero. Mi madre quería el ascenso tanto o más que yo. Ella estaba ilusionada. Así que en ese momento no me podía venir abajo. Lo hice por mí, egoístamente, pero también por ella y por mis compañeros. Yo me encontraba bien físicamente y creía que podía ayudar al equipo.

El club ha mejorado el área de ayuda psicológica, ¿cómo de necesario es en el fútbol?

Ya antes de estar aquí (etapa en el Mirandés), cuando pasó lo de mi padre, hablaba con el psicólogo del club y mantenía charlas todas las semanas. Yo no me escondo, es una herramienta que está para utilizarla y que a mí me ha ido bien. Ahora la psicóloga me está ayudando. El club lo pone para ayudar, a mí me funciona y no tengo que esconderme por ello.

Jofre albacete

Jofre dedica los goles a sus padres 

Carlos Mira (RCDE)

Poco a poco está dejando de ser un tabú la ayuda psicológica.

Para superar ciertos problemas debes hablarlos con naturalidad. Yo tenía una relación muy especial con mi madre. Y quiero hablar de ella para, de alguna forma, no olvidarla. Creo que estaría orgullosa de mí por hacerlo así.

Dicen en la academia del Espanyol que es uno de los jugadores con mejor evolución.

Llegue al Espanyol en el infantil A. Soy hijo único y siempre he estado muy apegado a mis padres. Por eso los primeros años fueron difíciles. Lo pasé mal.

Y después llegó una lesión de ligamentos por la que estuvo un año sin jugar. ¿Se considera una persona fuerte mentalmente?

Sí, aunque las cosas me afectan como a cualquier otra persona. Tienes que saber llevarlo de la forma que mejor te va. Pero con todo lo que me ha pasado, los golpes que he tenido me han fortalecido y he madurado poco a poco.

¿Cómo recuerda su debut en Primera en València en el 2021?

Ese día fue especial. ¡Uno de los mejores de mi vida! Volvía de una lesión de once meses de rodilla y no me lo esperaba. Recuerdo volver a casa y mis padres estaban casi más contentos que yo.

Tuvo que marcharse cedido para encontrar minutos.

El año en Miranda me fue bien, pero pasó lo de mi padre al principio de temporada. A nivel personal sirvió para madurar. Todo eso me he ayudado a ser el jugador que soy hoy en día y a ver la cosas de otra forma. No me arrepiento.

Ahora comparte vestuario con un gran número de canteranos.

Con algunos llevo jugando toda la vida. Con Joan (García), con Nico (Melamed), con Pol (Lozano), con Omar (El Hilali), con Rubén (Sánchez). Son tus compañeros, pero son tus amigos. Es una zona de confort. Hacer el camino con tus amigos siempre es más fácil.

Es una apuesta valiente.

No se esconden en esto. Es un equipo de cantera. No tienen miedo de subir a gente y saben que pueden sacar rendimiento.

Tres goles y tres asistencias y algún MVP, ¿no le pesa la responsabilidad de ser un líder?

Contra el Albacete aparecí yo, pero una temporada es muy larga. Me gusta asumir la responsabilidad, estoy cómodo con ella. Para mí es un placer.

¿A quién le dedica los goles?

A mis padres. A los dos.

¿Con qué sueña?

Me gustaría jugar regularmente en Primera con el Espanyol. Ese es el sueño y creo que lo vamos a conseguir.


Lee también

Roberto Rodríguez

Martin Braithwaite remata a gol un centro de Omar

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *