Amor y algo más, por Enric Juliana

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La primera dimisión por amor en la historia de España puede producirse en los próximos días. Ayer empezó a cuajar la impresión de que Pedro Sánchez va en serio. El presidente está decidido a renunciar al cargo para defender a su esposa, Begoña Gómez, de la última operación corsaria de la organización de extrema derecha Manos Limpias, entidad que maneja una excelente cartografía de los juzgados de primera instancia de Madrid. Siempre saben en qué juzgado deben depositar las denuncias fabricadas con retales de prensa. Mapas, mapas, mapas. Sin mapas no se va a ninguna parte.

“Sánchez va en serio. Está decidido a irse”. Esta era ayer la frase más repetida en Madrid. El presidente habría estado a punto de presentar la dimisión el miércoles, y sus colaboradores más inmediatos habrían conseguido convencerle de que abriese un periodo de reflexión de cinco días.

Madrid DF hierve: moción de confianza, dimisión casi segura…

Algo se ha roto en su esfera personal. En la carta dirigida a la ciudadanía y dada a conocer el miércoles por la tarde, Sánchez se manifestaba “profundamente enamorado de su esposa”. Nunca un presidente del Gobierno de España se había manifestado públicamente en esos términos. Estanislau Figueras Moragas , primer jefe de gobierno de la Primera República, dimitió en 1873, poco después de asumir el cargo, con una frase hoy revalorizada y cada vez más citada en los periódicos: “Estoy hasta los c… de todos nosotros”. Adolfo Suárez dimitió a finales de enero de 1981 porque oía mucho ruido de sables y temía un desastre. Sánchez puede que dimita por amor, sentimiento que no impide el cálculo.

El plan podría ser el siguiente: marchar antes de que se le hunda la familia, situarse en el andén de Bruselas por el que pronto pasará el tren de los nuevos cargos europeos –un tren para el que nadie nunca tiene billete asegurado–, provocar una gran discusión pública sobre los límites del combate político en España, movilizar al electorado de izquierdas ante las citas de mayo y junio, ganar con claridad las elecciones catalanas, recortar distancias con el Partido Popular en las europeas, y en un momento dado de ese recorrido ir a la investidura de un nuevo presidente o presidenta con la mayoría parlamentaria de noviembre del año pasado. Una opción alternativa sería someterse a una moción de confianza que relanzase su liderazgo, con una nueva coagulación de la mayoría que le dio la investidura.

Pedro Sánchez i Begoña Gómez conversen amb Emmanuel Macron i Brigitte Macron al Museu del Prado en el marc de la cimera de l'OTAN a Madrid

Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte, Pedro Sánchez y Begoña Gómez, en junio del 2022

ACN

La dimisión de Sánchez provocaría una fuerte sacudida social y generaría una situación política muy compleja. Madrid DF, ente insomne cuando el reparto del poder está en juego, ya está empezando a fabricar hipótesis. Una de ellas apunta a una presidencia temporal de José Luis Rodríguez Zapatero para ir a la convocatoria de elecciones generales en otoño. Otras suposiciones apuntan a una presidencia interina de la vicepresidenta María Jesús Montero , e incluso se habla de la investidura de Pilar Alegría con el propósito de concluir la legislatura.

El PSOE se está movilizando para convencer a Sánchez de que se quede…, y para estar movilizado ante lo que pueda venir. Los aliados están desconcertados, y el Partido Popular no se lo acaba de creer. Las elecciones catalanas, cuya campaña empezó anoche, han cambiado súbitamente de guion. Carles Puigdemont , aficionado a la literatura del Yo, acaba de descubrir que hay otros especialistas en la materia.

El fundador de Manos Limpias, Manuel Bernad , antiguo militante de Fuerza Nueva, fue absuelto el pasado mes de marzo de una condena de cuatro años de prisión que le había impuesto la Audiencia Nacional por el intento de extorsión a bancos, empresas e instituciones a cambio de no presentar denuncias contra ellos. El Tribunal Supremo estimó que las pruebas inculpatorias no eran suficientes. Dictó la sentencia absolutoria la Sala Segunda del Supremo. Mapas, mapas, mapas.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *