Condenado a 14 años de cárcel por agresión sexual a su hijastra en Tenerife

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a un hombre a 14 años de prisión por agredir sexualmente a su hijastra durante cuatro años. Las pruebas periciales confirmaron que en la cama de la niña estaba el perfil genético del condenado y de una mujer que bien podía ser la víctima.

Además de la pena de cárcel, el acusado deberá indemnizar a la víctima con 20.000 euros y afrontar los gastos terapéuticos. En caso de ser condenado en firme, cuando salga de prisión, el hombre tendrá prohibido acercarse a la afectada a menos de 500 metros durante un periodo de ocho años.

20.000 euros de indemnización

Los hechos se produjeron cuando el procesado, de 57 años, vivía en una casa en Santa Cruz de Tenerife junto con su esposa, y a su vez madre de la niña, así como otros hijos más de la pareja. El hombre aprovechaba los momentos en los que la mujer se ausentaba del domicilio para abusar sexualmente de su hijastra.

En la sentencia queda constatado que las agresiones sucedieron entre el 2018 y el 2022, desde que la niña tenía 9 años hasta que cumplió 14. Durante este periodo, estos episodios se produjeron al menos una vez a la semana. En un momento dado se intensificaron, llegando a haber penetraciones.


Lee también

Ismael Arana

El ciberpatrullaje de la Policía Nacional ha sido clave en esta macrooperación contra la pornografía infantil

Todo ello pese a la negativa de la menor y valiéndose de la relación familiar que mantenían, la convivencia y diferencia de edad, indica la sentencia. Asimismo, añade que el acusado le dirigía expresiones como “te voy a matar” a la víctima. Incluso, en ocasiones, recurría al castigo físico cuando la chica no accedía a sus peticiones, lo que generó un clima de pánico o terror en la menor.

En consecuencia, la menor fue sometida a tratamiento psicológico sin que aún se pueda determinar la duración que tendrá este, ni de los efectos que le han quedado a causa de las agresiones. La psicóloga del Cabildo de Tenerife aprecia la existencia de “secuelas graves compatibles con traumas complejos”. Además, en el juicio declaró que fue la menor quien de forma espontánea le contó episodios concretos de lo sucedido.

“Te voy a matar”

Desde el 10 de marzo del 2022, el hombre se encuentra en prisión provisional cuando fue detenido en las afueras del instituto al que había ido a buscar a la menor. El día anterior, la niña había llamado al 112 relatando a las autoridades lo que ocurría.

A partir de entonces, la víctima se encuentra en un centro de protección de menores y no ha regresado al domicilio familiar. La Dirección General de Protección de la Infancia y de la Familia ha declarado a la menor en desamparo provisional con asunción de su tutela.

Durante la vista oral, la denunciante hizo un relato que la sala considera creíble y en el que no incurrió en ninguna contradicción. Asimismo, la joven justificó que no había contado nada de lo que ocurría por miedo a que le hiciera lo mismo a su hermana pequeña. Sin embargo, también confesó que se sentía culpable de que el padrastro estuviera en la cárcel.

“Secuelas graves compatibles con traumas complejos”

Por su parte, el condenado se negó a contestar a las preguntas de las partes.  No obstante, cuando declaró en el juzgado en fase de instrucción, el hombre reconoció los hechos. En su declaración, el agresor afirmó que al principio toqueteaba a la niña y que sólo llevó a cabo una penetración que fue consentida por ella. 


Lee también

La Vanguardia

Uno de los detenidos por la Guardia Civil.

Además, el procesado intento justificar sus actos argumentando que hacía apenas unos meses que comenzaron los abusos y que era la propia joven quien lo buscaba para jugar porque era más desarrollada de lo normal. Con respecto a la denuncia, el hombre aseguró que la menor lo había delatado debido a que unos días antes le había quitado el móvil. 

Por otra parte, la madre de la menor aseguró que jamás vio o percibió que estuviera ocurriendo nada extraño dentro de la familia. Incluso había llegado a confiar en su pareja para que se encargara de cuidar a los menores cuando salía a trabajar o hacer alguna gestión.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *