El PSOE altera el orden del día del Comité Federal y ordena colocar pantallas en el exterior de Ferraz

Equipo
By Equipo
5 Min Read

Pedro Sánchez ha decidido alterar este viernes el orden del día del Comité Federal del PSOE que tendrá lugar este sábado en la sede central del partido en la calle Ferraz de Madrid. Según ha comunicado el partido, la reunión del máximo órgano entre congresos de la formación no abordará la Comisión Federal de listas, que queda aplazada al próximo martes. Aunque esto no significa, confirman fuentes de la dirección socialista, que no se vaya a ratificar como candidata a las elecciones europeas del próximo 9 de junio, como ya se había anunciado, a la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

El resto de la lista, a partir del número 2 de la misma, se discutirá en otro momento, y no en un clima tan profundamente marcado por el periodo de reflexión abierto por Sánchez en su carta a la ciudadanía publicada el pasado miércoles en las redes sociales, en la que amaga con dimitir, y anuncia que comunicará su decisión definitiva en una comparecencia el próximo lunes, ante lo que considera una campaña antidemocrática y sucia contra su mujer, Begoña Gómez, sobre cuyas actividades profesionales un juez de Madrid ya ha abierto una causa tras una denuncia del polémico sindicato Manos Limpias.

Sánchez no acudirá a la reunión del Comité Federal, que reúne a todos los dirigentes territoriales del partido, ya que ha suspendido su agenda, incluidos los dos primeros actos en los que tenía pensado acompañar en Cataluña al candidato del PSC, Salvador Illa.

La reunión, pese a ello, estará fuertemente marcada por la crisis inédita que ha abierto su decisión. De hecho, ya hay convocadas concentraciones en las inmediaciones de la sede en respaldo del presidente y con el objetivo de que permanezca en La Moncloa, después de que en su propia misiva se pregunte si «merece la pena». Los militantes socialistas que acudan a las inmediaciones de Ferraz, para lo que varias federaciones autonómicas del partido están ya fletando autobuses y medios, podrán seguir el transcurso de la reunión en varias pantallas gigantes que el propio PSOE colocará en la misma calle donde se ubica la sede. Allí podrán ver todos los discursos de los dirigentes territoriales, ya que en otra sensible alteración de lo que suelen ser este tipo de encuentros, toda la reunión será a puerta abierta. Lo normal es que sólo lo sea el discurso del Secretario General, en esta ocasión ausente.

Esas movilizaciones están siendo agitadas por el PSOE y su entorno, singularmente por el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convertido de nuevo, como en las elecciones generales de julio del año pasado, en brújula moral de los militantes y simpatizantes socialistas. «Claro que merece la pena, Pedro», proclamó Zapatero el pasado jueves, en una entrevista en la Cadena SER.

Y en parecida línea se han mostrado otros dirigentes como la vicepresidenta primera, María Jesús Montero, y el biministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolaños, quienes han intensificado su agenda mediática estos días para saltar a la palestra y denunciar una supuesta campaña antidemocrática contra su jefe de filas. Algo de lo que el propio Sánchez culpa a los medios de comunicación que en los últimos meses han publicado noticias sobre la actividad profesional de su esposa, y sus relaciones en ese ámbito con Javier Hidalgo, consejero delegado de la rescatada Air Europa, o incluso con el socio de éste, Víctor de Aldama, uno de los principales implicados en el escándalo de Koldo García, el exasesor del exministro José Luis Ábalos, acusado de enriquecerse ilícitamente con contratos de mascarillas en lo más agudo de la pandemia.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *