España registra la mayor caída de empleo en cuatro años con 139.700 ocupados menos y el paro sube en 117.000 personas

Equipo
By Equipo
7 Min Read

La desaceleración de la economía se apodera poco a poco de la dinámica floreciente que el mercado laboral ha arrojado en los años posteriores a la pandemia. En el primer trimestre del año que está llamado a apuntalar la tendencia de enfriamiento de la actividad el empleo empieza a dar ya síntomas claros de agotamiento. Concretamente, entre enero y marzo de 2024 se destruyeron 139.000 empleos en nuestro país, la cifra más alta de los últimos cuatro años pero que además es el peor saldo registrado en la última década si despejamos el año de pandemia, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este viernes por el INE.

En un primer trimestre que suele ser negativo para el saldo de ocupación, el resultado del arranque del presente ejercicio resulta especialmente abultada si se compara con el ajuste de 6.500 empleos registrado hace un año o los 78.100 de 2022. Habría que remontarse a la lectura realizada en los tres primeros meses de 2020, en plena crisis sanitaria, para encontrar una mayor destrucción de puestos de trabajo (-285.600 ocupados). Aunque para encontrar el siguiente saldo peor al de este inicio de año habría remontarse ya a la caída de 184.600 trabajadores de 2014.

De este modo, la cifra total de ocupados EPA se situó en los 21.250.000 en el primer trimestre del año. «Se consolida el volumen de ocupados por encima de los 21 millones de personas durante todo el último año», destacan desde el Ministerio de Economía resaltando que en los últimos doce meses se han sumado 615.800 empleos.

En este caso, la evolución del desempleo sí tuvo una lectura paralela a la de la ocupación. El paro incrementó en 117.000 personas en los primeros tres meses del año, situándose la tasa de paro en el 12,29% de la población activa, lo que supone cinco décimas más que en el pasado trimestre. Se eleva así el registro de parados de la EPA hasta los 2.977.900 desempleados.

En este punto, vuelve a resultar relevante que el saldo de estos meses el peor desde 2020, cuando el paro se incrementó en 121.000 personas en este periodo, con un confinamiento mediante en ese caso. Pero además, el alza del desempleo desdibuja en cierta medida la tendencia de los últimos años, el aumento de 117.000 parados es un 11% mayor que el registrado hace un año (+104.700 desempleados) y también incrementa en un 77% el saldo de 2022 cuando se perdieron 66.000 puestos de trabajo.

Casi 50.000 hogares más ‘en paro’

En este sentido, los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 49.700 en el primer trimestre, un 5,3% más respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 977.900. En el último año, los hogares con todos sus integrantes en el desempleo han disminuido en 88.100, lo que supone, en valores relativos, un retroceso del 8,2%.

Entre enero y marzo, los hogares con todos sus miembros ocupados bajaron en 108.500, hasta un total de 11.545.000 hogares. No obstante, en los últimos doce meses, las familias con todos sus miembros ocupados se han incrementado en 346.900. Los hogares con al menos un activo se redujeron en 29.700 en el primer trimestre, hasta los 14,1 millones, mientras que en el último año aumentaron en 191.000. Mientras que los hogares en los que no hay ningún activo subieron en 80.700 entre enero y marzo hasta los 5,4 millones. En el último año, estos hogares se han incrementado en 46.900.

Por sectores, el desempleo subió este trimestre en los servicios (en 128.600), la industria (28.900) y la construcción (26.700). Y en la agricultura prácticamente no varió (800 más). Mientras que el paro descendió en 32.400 entre los que perdieron su empleo hace más de un año y en 35.600 entre las personas que buscan su primer empleo. No obstante, señala la EPA que en los 12 últimos meses la cifra total de desempleados se redujo en 208.500 personas. En este periodo, el desempleo disminuyó en servicios en 23.600 personas, industria (-17.200), agricultura (-9.900) y construcción (-9.600). Por su parte, el número de parados que perdieron su empleo hace más de un año bajó en 99.800 y el de parados que buscan su primer empleo en 48.400.

Caen el empleo público y el privado

Por el lado del empleo destruido, la ocupación se redujo este primer trimestre en todos los sectores: servicios (-56.100), industria (-38.500), agricultura (-27.600) y construcción (-17.500). En la lectura interanual, de los 615.800 empleos generados en los últimos doce meses, más de nueve de cada diez correspondieron de nuevo al sector servicios, que suma 522.700 ocupados en el último año.

En esta lectura de la EPA cayeron tanto el empleo privado, en 114.100 personas, hasta situarse el total en 17.699.000 trabajadores, como el empleo público, que descendió en 25.600 trabajadores, hasta 3.551.000 ocupados.

Por la naturaleza contractual del trabajado, el balance publicado por el INE arroja que el empleo a tiempo completo descendió en 199.700 personas, mientras que el de tiempo parcial aumentó en 59.900 personas en este trimestre. Por su parte, el número de asalariados disminuyó en 69.800 –los que tenían contrato indefinido se incrementaron en 103.700, mientras que los de contrato temporal se redujeron en 173.500–. El empleo a tiempo completo se incrementó en 501.100 personas en los 12 últimos meses y el empleo a tiempo parcial en 114.700. Por su parte, el empleo indefinido creció en 814.300 personas, mientras que el temporal bajó en 220.100.

El número de trabajadores por cuenta propia bajó en 69.800 personas, situándose así el número total de autónomos de nuestro país en los 3.179.700.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *