“Los terraplanistas lo que quieren es estar acompañados”

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Jordi Casanovas (Vilafranca del Penedès, 1978) es dramaturgo, director y productor teatral, además de impulsor de la sala Flyhard y del Torneig de Dramatúrgia de Temporada Alta. Ahora hace doblete en la cartelera de Barcelona: en el teatro Romea se representa la nueva versión de Jauría, basada en el caso de la violación en grupo de los Sanfermines del 2016 por parte de la Manada, y el jueves estrenó en La Villarroel la comedia Conspiranoia, que dirige y que ha escrito a cuatro manos con Marc Angelet, a partir de las teorías conspiranoicas como el terraplanismo, cada vez más presentes. En el escenario: Eduard Farelo, Àurea Márquez, David Vert y Mia Esteve.

¿De dónde surge Conspiranoia?

Es una comedia dramática que surge de una anécdota de una conocida, que es maestra de primaria. Un día explicó los planetas y el universo a los críos y al día siguiente una madre le dijo que daba por supuesto que aquel día explicaría la otra opción alternativa. “¿Y cuál es la otra opción alternativa?”, le pregunta. “Que nosotros en casa no creemos que la Tierra sea esférica, pensamos que la Tierra es plana”.

Una terraplanista.

Parece como si la gente que piensa estas teorías de conspiración tenga que ser muy lejana, pero es gente próxima. Entonces, con Marc Angelet nos preguntamos por qué la gente necesita creer esas teorías tan rocambolescas.

Y nace Conspiranoia.

La obra es este proceso de investigación de encontrar el porqué alguien necesita creer en teorías de conspiración o en teorías casi absurdas. Seguramente, la respuesta es porque necesita encontrar una comunidad. Son gente carente de una comunidad, y aquí se siente cómoda, querida y acompañada.

Por lo tanto, ¿va más allá?

Sí, porque sobre todo la obra gira en torno a la amistad: qué significa la amistad, cuáles son las teorías que cada uno aplica y cómo cree que tiene que ser la amistad, qué la deteriora…

En el escenario hay cuatro amigos que se conocen desde pequeños de los veranos en el pueblo.

Cada uno tiene una característica distinta y, aunque se quieren mucho, se han ido distanciando. Además, los cuatro están en crisis por varias razones.

A medida que hemos ido abandonando las religiones, necesitamos tener otras fes”


Jordi Casanovas

Desde el asesinato de Kennedy, las teorías conspiranoicas se suceden. ¿El terraplanismo es una más?

Creo que es la sublimación. El terraplanismo considera que hay un ejército entero que asegura que la gente no vea el final de la cúpula que cubre la Tierra plana. Pero no es tan peligroso como creer que las vacunas no funcionan o que nos inoculan un microchip.

¿Son materiales buenos para la ficción?

Para los que escribimos, todo lo que sean imaginaciones de ver las cosas de otra manera son divertidas. A medida que hemos ido abandonando las religiones, necesitamos tener otras fes y sentirnos dentro de un colectivo. Todo nace de hacerse estas preguntas y buscarle respuestas, al terraplanismo o a los que creen que los pájaros son drones que nos espían, Birds are not real.

Entonces, ¿lo que hace con el teatro es buscar respuestas?

Cuando noto que tengo una opinión muy fácil sobre algo, es que quizá no tendría que serlo tanto. Y en el teatro siempre lo complicamos. La idea es que haya más preguntas que respuestas. Y ponerse dentro de la mente de personas que piensan distinto de lo que pienso yo. Aunque no lo entiendo, en el proceso intento entenderlo, pero no necesariamente compartirlo.

Escribo ‘Jauría’ porque me veo a mí mismo pensando cosas sobre la víctima que no querría pensar”


Jordi Casanovas

Cuando escribió la dramaturgia de Jauría, ¿qué buscaba?

Primero lo hice para mí mismo. Creía que no sería un material teatral porque se ha dicho tanto, se ha difundido tanto, se ha publicado tanto que quizá no tendría sentido. Pero cuando empiezo a leer y empiezo a verme a mí mismo pensando cosas sobre la víctima que no querría pensar… Es decir, si no quiero tener ninguna duda, ¿por qué estoy preguntándome por qué se quedó sola?, ¿por qué no les dijo que no?, ¿por qué no llamó enseguida y se marchó? ¿Cómo es que me estoy haciendo estas preguntas? En teoría, yo no prejuzgo a una mujer, pero lo hago porque lo tengo integrado, porque socialmente lo tengo muy acumulado, con este poso que las mujeres no pueden pasárselo bien solas, no pueden hacer todo lo que quieran.

¿La función ayuda a entenderlo?

Generacionalmente, aún hay algunos comentarios que se notan, como la mirada distinta de alguien de 20 años, alguien de 60, alguien de 40. Empecé a leer por el interés de saber, de la misma manera que leo crónica negra, para tratar de entender por qué alguien que en teoría tiene una vida más o menos normal, con sus parejas, trabajos, etcétera, un día decide cometer un crimen, una violación, destrozar la vida de otra persona, pero también con consecuencias para la suya.

¿Como sucede en Jauría?

Por mucho que hayas bebido y estés de fiesta, sabiendo que estaba planificado, que ya lo habían hablado y tenían ganas de hacerlo, ¿por qué no son conscientes? Y la otra pregunta es por qué en ningún momento piensan que eso no es un delito, además de ser una agresión contra la intimidad, contra una persona. ¿Por qué consideran a esa chica como un objeto? ¿Por qué, como seres humanos, en estos momentos nos disociamos y nos alejamos de la realidad? Estas preguntas me inquietan. 

Versió en català, aquí

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *