¿Qué diferencia hay entre Ozempic y Wegoby, el último fármaco contra la obesidad que llega a España?

Equipo
By Equipo
5 Min Read

Liraglutida, semaglutida y dilaglutida son las tres moléculas que han revolucionado el tratamiento de la diabetes y la obesidad. Pertenecen a una familia de fármacos llamados GLP-1 en la jerga médica, pero en la calle solo se habla de Ozempic, el medicamento desarrollado por la farmacéutica Novo Nordisk. Su éxito de ventas en todo el mundo ha convertido al laboratorio danés en la empresa más cotizada en Europa y a Ozempic en uno de los fármacos más deseados y con mayores problemas de suministro en el mundo desarrollado.

Es el tratamiento de elección para las personas con diabetes tipo 2 cuando otros tratamientos no mantienen a raya su glucosa. Aunque se ha buscado, sobre todo, para adelgazar, aunque no fuera su verdadera indicación. Y ese efecto es lo que le ha convertido en el objeto de deseo del mercado negro.

Desde el 1 de mayo, Novo Nordisk empezará a vender en España Wegovy, un nuevo medicamento pensado solo para luchar contra la obesidad, no para diabéticos. Es una copia de Ozempic pero con la indicación adecuada. En realidad, es la misma molécula (semaglutida) que se comercializará con dosis diferentes. Como Ozempic, también es inyectable, con una especie de bolígrafo o pluma precargada que facilita la administración por vía subcutánea. Y, como su predecesor, también requiere una inyección semanal para conseguir resultados. España es el país número once donde se lanza.

El Ministerio de Sanidad lo ha autorizado a partir de los 12 años para personas con obesidad e incluso con sobrepeso cuando existe alguna enfermedad en la que los kilos de más aumenten el riesgo de los pacientes, como la apnea obstructiva del sueño, las enfermedades cardiovasculares o niveles elevados de glucosa (prediabetes).

Sin financiación pública

Como Ozempic, Wegoby solo se venderá con receta médica en oficinas de farmacia porque necesita un seguimiento profesional y los pacientes deben acompañar su toma con mejoras en su dieta, cambios en estilos de vida y control médico.

Pero a diferencia de Ozempic, el Ministerio de Sanidad no ha incluido este nuevo medicamento en la prestación farmacéutica porque no se considera la obesidad una enfermedad. Aunque lo prescriba un médico de la sanidad pública, Wegovy no tendrá financiación pública.

Adelgazar será también una cuestión económica. Quien se lo pueda permitir deberá desembolsar cada mes entre 179,89 euros y 292,03 euros, según la dosis más o menos alta.

¿Menos problemas de suministro?

Los endocrinos esperaban la comercialización del nuevo medicamento. «Es una excelente noticia, ojalá hubiera llegado antes», asegura Cristóbal Morales, especialista en diabetes del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla quien recuerda todos los problemas habidos con Ozempic y su uso fuera de indicación. «El tratamiento con fármacos no es la solución a la obesidad, pero como endocrino estoy contento de tener diferentes y mejores soluciones para tratarla porque es una enfermedad con mayúsculas».

El Ministerio de Sanidad confía en que la llegada al mercado español de Wegoby aliviará los problemas de suministro de las farmacias españolas de Ozempic que quedaría reservado para las personas con diabetes a las que sí se les financia el tratamiento.

Sin embargo, el propio fabricante ha advertido en la carta de comunicación para el inicio de su comercialización que «dada la gran demanda mundial sin precedentes de Wegovy, el suministro se realizará de forma limitada y responsable en cada país donde está disponible a fin de satisfacer las necesidades de los pacientes que inician tratamiento con el mismo».

Novo Nordisk asegura que está incrementando sus capacidades de producción de sus plantas de fabricación y la adquisición de otras nuevas para operar a pleno rendimiento las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *