La singularidad de los tiburones, por Sergi Pàmies

Equipo
By Equipo
4 Min Read

A ruser@s (La Sexta) empieza el día con las imágenes del tiburón que, en las Canarias, ha obligado las autoridades a cerrar tres playas. En la Ser, un especialista explica que, en principio, la bestia no tiene porque ser forzosamente agresiva. Es un argumento parecido al de los dueños de perros que, cuando su chucho se abalanza sobre un pobre peatón, le dicen: “No hace nada; solo quiere jugar”. El monstruo de En las profundidades del Sena, la película que lo está petando en Netflix, pertenece a una especie más temible. El interés que ha provocado tiene un doble valor simbólico y una carga metafórica evidente. De entrada, la psicosis sobre seguridad que acompaña la preparación de los Juegos Olímpicos en una ciudad como París. Y, en una dimensión más inminente, las elecciones que decidirán si la república certifica su largo proceso de autodestrucción.

Aprovechando la megafonía de la Eurocopa, incluso el capitán de la selección Kylian Mbappé ha declarado que está en contra de los extremismos y de las ideas que dividen. Lo ha hecho hablando en tercera persona, una variante retórica que hasta hace poco se relacionaba con personalidades ególatras (Jesús Gil, Aida Nízar, Hugo Sánchez, Enric Marco). El científico Igor Grossman revolucionó esta percepción tras coordinar un estudio en el que llegaba a la conclusión de que hablar en tercera persona ayuda a distanciarse de las servidumbres del yo y a neutralizar las emociones negativas. Las emociones, en este caso, son intuir que el tiburón que se acerca no tiene ninguna intención de jugar y constatar que la alternancia democrática tiene una eficacia limitada. Por cierto: ¿os imagináis al capitán de la selección española haciendo una declaración parecida sobre nuestros tiburones?

Entrevista a Pedro Sánchez Pérez-Castejón en el Palacio de la Moncloa. Pedro Sanchez es un político y economista español, actual presidente del Gobierno de España desde 2018. Es secretario general del Partido Socialista Obrero Español desde 2017, cargo que ya había desempeñado entre 2014 y 2016

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su entrevista con ‘La Vanguardia’

Dani Duch

La entrevista de La Vanguardia a Pedro Sánchez excita el furor comentarista

El otro protagonista de este inicio de semana es la entrevista de La Vanguardia al presidente Pedro Sánchez, sometida a todo tipo de autopsias por la comunidad tertuliana. El elemento que más excita el furor comentarista es una hipotética “financiación singular”. En Onda Cero, Carlos Alsina se pregunta porque Catalunya debería tener una financiación singular y La Rioja no. No es un debate nuevo, y entre tratarlo en primera o tercera persona no hay demasiadas diferencias. A primera vista, da la impresión que se confunde la particularidad y la singularidad y que se excluye de la ecuación la financiación del País Vasco o la promesa, aparentemente impune, de una ley Mbappé en Madrid. Quizá porque pensar obligaría a admitir que el problema no es una singularidad y una particularidad fiscal sino el origen de unas determinadas reivindicaciones. Y mientras la financiación –singular o particular– no mejora, los problemas continúan, perpetuados por una negligencia preventiva como pornográfica coartada victimista o como tiburón que, convertido en sensacionalismo estratégico, mantiene la psicosis y la desafección política en plena forma.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *