La cogeneración celebra y la biomasa no remonta

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Nunca llueve a gusto de todos y mucho menos en un sector tan complejo como el eléctrico. Mientras las industrias que cuentan con plantas de cogeneración “celebran” la actualización de los precios que perciben por la electricidad que inyectan a la red, los generadores de electricidad a partir de biomasa advierten de que están “en riesgo 30.000 empleos por una retribución inferior a los costes reales”. Se trata de la actualización de la retribución a la operación de las plantas de generación de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos y cuyos costes de explotación dependen esencialmente del precio del combustible. Es decir, quedan excluidas las energías renovables como la solar y la eólica, entre otras, al no tener que pagar ni por el sol ni por el viento.

Los equipos de cogeneración producen, simultáneamente y de forma muy eficiente, electricidad y calor en las mismas instalaciones de la fábrica. El calor es consumido en su totalidad por la propia industria, así como parte de la electricidad. El excedente es lo que se vierte a la red eléctrica. La gran mayoría de las plantas utilizan gas y los elevados precios de este combustible fósil, así como el marco con el que venían operando las industrias cogeneradoras desde el 2015, están detrás de la fuerte caída de la producción con cogeneración en España, que ha retrocedido un 34% en los últimos dos años.

Dato

En el 2022 la cogeneración representó el 6,5% del total de la electricidad consumida

La Asociación Española Cogeneración (Acogen) ha declarado que, “con la publicación de la nueva metodología, se cumple la condición necesaria para acometer el marco de inversión sectorial a través de las subastas de 1.200 MW de cogeneración, pendientes desde hace dos años”. La entidad estima que las inversiones ascenderán a más de 800 millones de euros. En España son más de 600 las industrias cogeneradoras, en su mayoría pequeñas y medianas empresas que en conjunto fabrican el 20% del PIB industrial del país en sectores como el alimentario, papel, químico, cerámico, refino, etc. La cogeneración española produjo el año pasado el 6,5% de la electricidad nacional, lejos del 10% que supuso en el 2021 y aún más lejos del 15% que representa esta fuente de energía en el mundo.


Lee también

Lorena Farràs Pérez

Back Market

Muy distinta es la postura de los generadores de electricidad a partir de biomasa, que tachan la actualización de “grave revés”. “La orden reconoce un incremento de los costes de operación y mantenimiento de únicamente un 3% en los últimos tres años, menos que el IPC, cuando estos costes se han incrementado de forma real en más de un 40%”, se lamenta José María González Moya, director general de la patronal de productores de energías renovables Appa. Tampoco están de acuerdo con el incremento del coste de adquisición de la tonelada de biomasa reconocido por la orden, de 58 euros, muy inferior al coste real que estiman en 70 euros. “La diferencia, superior al 20%, aboca a cientos de pequeñas y medianas empresas al cierre, incapaces de financiar sus pérdidas operativas, y pone en grave riesgo más de 30.000 empleos y actividades especialmente sensibles al estar vinculadas al mundo rural”, añade el responsable de Appa.

Hasta 30.000 empleos pone en riesgo la revisión de precios percibidos por la generación de electricidad con biomasa, según Appa

Aunque la retribución de ambas tecnologías depende de la misma ordenanza, cogeneración y bio­masa para electricidad son dos mundos muy distintos. “Si bien es cierto que el gas es un combustible fósil, la cogeneración es altamente eficiente y hasta que el hidrógeno verde no sea más competitivo, seguirá siendo la opción más idónea para la industria intensiva en el uso de electricidad”, reconoce Joan Ramon Morante, director del Institut de Recerca en Energia de Catalunya (Irec). En cambio, este experto señala que “la biomasa tiene muchos novios” y pone en duda que el mejor uso de esta materia prima sea la generación de electricidad.

¿Qué es la biomasa?

Se define como la fracción biodegradable de los productos, residuos y desechos de origen biológico procedentes de actividades forestales, agrarias, ganaderas, silvícolas y de las industrias conexas, incluidas la pesca y la acuicultura, así como la fracción biodegradable de los residuos, incluidos los residuos industriales y municipales de origen biológico.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *