Sheryl Crow enciende el Festival Alma con su noche americana

Equipo
By Equipo
4 Min Read

Sheryl Crow y el promotor Martín Pérez comparten la virtud de saberse acompañar de artistas ad hoc: la estrella estadounidense del country-rock, invitada especial a esta 2.ª edición del Alma Festival que ayer daba por inaugurado el verano musical en Barcelona, se rodeaba hace un lustro de Eric Clapton, Keith Richards, Johnny Cash o Stevie Nicks en su álbum de duetos Threads. Y en el inesperado Evolution que acaba de sacar –y eso que dijo que no volvería a grabar– cuenta con la colaboración de Peter Gabriel y Tom Morello, de Rage Against The Machine.

Este último lanzamiento le ha traído de gira por España, abriendo ayer el Festival que Martín Pérez ha instaurado en el barcelonés Poble Espanyol después de haber atraído a decenas de miles de personas con su iniciativa anterior en els Jardins de Pedralbes: “En realidad esta es nuestra duodécima edición, pues lo importante es el contenido, no el lugar”, dijo el también responsable de la promotora Concert Studio al dar la bienvenida al público.

Sheryl Crow repasa su carrera y agasaja al público en el Poble Espanyol: “Barcelona és molt maca”

La de Missouri aterrizaba como guinda de una festividad de Sant Joan, aunque compitiendo con el partido de la Eurocopa entre España y Albania. Y si bien el aforo no se llenó, la buena entrada que vivió la plaza Major del Poble irradió felicidad, conocimiento y una media de edad madura. El verano musical quedaba inaugurado con un certamen que por primera vez se ha celebrado también en Madrid, donde según la organización ha registrado 65.000 asistentes.

La artista no llegó a llenar el aforo la noche de Sant Joan, compitiendo con el fútbol de la Eurocopa

La artista no llegó a llenar el aforo la noche de Sant Joan, compitiendo con el fútbol de la Eurocopa

Alex Garcia

Con sus envidiables 62 primaveras, la otrora corista de Michael Jackson (en la Bad Tour) y ahora incluida en el Salón de la Fama del Rock, arrancaba con Real Gone , de la banda sonora de la película de Disney Cars, un ejemplo de su country-rock accesible y de nivel que siempre invita a bailar. Después de saludar al público y a la ciudad –“Barcelona és molt maca”, acertó a decir en un esforzado catalán,– Crow ofreció Change y acto seguido comenzó un revival de su carrera. Sonó Run, Baby Run yel tema estrella de su carrera ,All I Wanna Do, en el que, su inconfundible estilo narrativo pseudo rapero, desgrana la letra del poema Fun de Wyn Cooper de 1987.

Arropada por una banda de cinco miembros –teclado, dos guitarras, bajo y batería, que además de ser solventes instrumentistas dieron buena cuenta de la excelente acústica de la plaza–, la cantante ofreció una sentida Leaving Las Vegas , también de su álbum de debut de 1994 Tuesday Night Music Club, acompañada de fondo de una posible joven Sheryl en dibujos animados. No faltaron éxitos como Hard to Make a Stand , momento en que aprovechó para agradecer la oportunidad de “salir de mi país, creo que ya sabéis a qué me refiero”. Y también el tema que da título a su último álbum, Evolution, un canto a lo humano frente a la IA. La fiesta acabaría, cómo no, con Steve McQueen y I shall Believe , con el público


Lee también

Maricel Chavarría

Barcelona adora a Bruce Springsteen, la Fórmula 1 del rock

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *