Julian Assange sale de prisión tras llegar a un acuerdo con el gobierno de EE.UU. que le permitirá evitar ser extraditado a ese país

Equipo
By Equipo
8 Min Read

Julian Assange

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, Assange en una imagen de 2019 tras su detención en Londres.
  • Author, Redacción
  • Role, BBC News Mundo

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, salió de la prisión británica en la que estaba recluido y abandonó Reino Unido tras llegar a un acuerdo con el gobierno de EE.UU. que le permitirá evitar ser extraditado a este último país.

Según revelaron documentos judiciales, en las próximas horas Assange se declarará culpable de un delito de espionaje ante una corte de las Islas Marianas del Norte, un territorio estadounidense en el Pacífico, y aceptará una pena de 62 meses de cárcel.

La cadena CBS, socia estadounidense de la BBC, informó que Assange no pasará tiempo bajo custodia estadounidense ya que recibirá crédito por el tiempo que ha estado encarcelado en Reino Unido. Tiene previsto regresar a Australia, su país de origen, según una carta del Departamento de Justicia de EE.UU.

El fundador de WikiLeaks, de 52 años, se declarará culpable del delito de conspiración para obtener y revelar información de Defensa Nacional.

Assange se encontraba desde hace 5 años encarcelado en Reino Unido, desde donde luchaba para evitar su extradición a EE.UU., cuya Justicia lo requería por la filtración masiva en 2010 por parte de WikiLeaks de documentos gubernamentales confidenciales.

WikiLeaks informó este lunes a través de un comunicado de la liberación de Assange.

«Julián Assange es libre. Salió de la prisión de máxima seguridad de Belmarsh en la mañana del 24 de junio, después de haber pasado allí 1.901 días. El Tribunal Superior de Londres le concedió la libertad bajo fianza y fue liberado en el aeropuerto de Stansted durante la tarde, donde abordó un avión y partió del Reino Unido», se lee en el comunicado publicado en X.

Un video compartido por WikiLeaks parece mostrar a Assange, vestido con jeans y una camisa azul, siendo conducido a Stansted antes de abordar un avión.

La BBC no ha podido verificar el vídeo de forma independiente.

Su esposa, Stella Assange, dio las gracias en X a sus seguidores «que se han movilizado durante años y años para que esto se haga realidad».

Assange

Fuente de la imagen, X/Reuters

Pie de foto, Imagen publicada por WikiLeaks que parece mostrar a Assange en el aeropuerto de Stansted antes de abandonar Reino Unido.

Filtración masiva

Assange y sus abogados habían afirmado durante mucho tiempo que el caso contra él tenía motivaciones políticas.

En abril, el presidente estadounidense Joe Biden dijo que estaba considerando una solicitud de Australia para retirar el procesamiento de Assange.

Assange se enfrentaba a 18 cargos -la mayoría contemplados en la Ley de Espionaje- por su presunto papel en la filtración masiva en 2010 por parte de WikiLeaks de miles de documentos del gobierno de EE.UU. que revelaban información secreta sobre las guerras de Irak y Afganistán.

Esos documentos militares y diplomáticos confidenciales fueron facilitados a WikiLeaks por la exanalista de inteligencia del Ejército estadounidense Chelsea Manning.

En 2017, el entonces presidente de EE.UU. Barack Obama le conmutó a Manning la condena de 35 años prisión que estaba cumpliendo.

El mes pasado, un tribunal británico dictaminó que Assange tenía derecho a recurrir en contra de su extradición a Estados Unidos al considerar que el gobierno de ese país no había aportado suficientes garantías de que tendría las mismas protecciones de libertad de expresión que un ciudadano estadounidense.

Assange llevaba cinco años encarcelado en Reino Unido tras pasar siete años en la embajada de Ecuador en Londres, de donde fue sacado a la fuerza y detenido en abril de 2019 tras serle retirado el asilo por parte de las autoridades ecuatorianas.

Cuando entró a la embajada, Assange enfrentaba cargos de violación y agresión sexual en Suecia, que él siempre negó, asegurando que el gobierno sueco quería extraditarlo a EE.UU.

Assange en la embajada de Ecuador, donde estuvo viviendo 7 años.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, Assange en 2017 en la embajada de Ecuador, donde estuvo viviendo 7 años.

Una figura polémica

Para sus admiradores, Assange es un valeroso adalid de la verdad. Para sus críticos, sólo busca publicidad aun a costa de poner en peligro las vidas de otros al revelar información de carácter sensible.

Quienes lo conocen lo describen como una persona intensa, motivada y muy inteligente, con una capacidad excepcional para descifrar códigos informáticos.

En 2006 creó WikiLeaks, una web que publica documentos e imágenes confidenciales, generalmente filtrados por fuentes no identificadas públicamente con el fin de develar escándalos y casos de corrupción.

En abril de ese año, el sitio fue noticia en todo el mundo al revelar imágenes de soldados estadounidenses que disparaban desde un helicóptero y causaban la muerte de 18 civiles en Irak.

Desde ese momento adoptó un estilo de vida nómada a medida que se iba haciendo famoso por sus revelaciones.

En 2010 WikiLeaks se hizo aún más popular con la masiva filtración de material clasificado del Ejército de EE.UU. sobre las guerras de Afganistán e Irak.

Ese mismo año Suecia lo reclamó por dos acusaciones de acoso sexual.

Las autoridades suecas querían interrogarlo por las denuncias que señalaban que había violado a una mujer y había acosado sexualmente a otra en agosto de 2010, durante una visita a Estocolmo para dar una conferencia.

Él aseguró que ambos encuentros fueron consentidos.

Assange pasó los meses que siguieron a la acusación en arresto domiciliario en una casa rural inglesa, desde donde luchó contra la orden de extradición a Suecia.

A finales de mayo de 2012, sin embargo, la Corte Suprema de Reino Unido ordenó que se ejecutara la extradición.

Días más tarde, Assange se presentó en la embajada de Ecuador en Londres y solicitó asilo, con el argumento de que existía una «persecución» en su contra.

El presidente del país entonces, Rafael Correa, le concedió el asilo.

En mayo de 2017, la Justicia sueca decidió cerrar el caso, al no poder proseguir con la investigación debido a la condición de encierro en que se encontraba el acusado.

Sin embargo, pese a que la extradición a Suecia ya no era una amenaza, el australiano se negó a abandonar la embajada, porque consideraba que corría riesgo de ser enviado a EE.UU. para ser interrogado sobre las actividades de Wikileaks.

En abril de 2019, el entonces presidente de Ecuador, Lenín Moreno, le revocó el asilo y Assange fue enviado a prisión en Londres, donde ha estado encarcelado hasta ahora.

Stella Assange

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, La mujer de Assange, Stella, ha estado batallando para que liberaran a su esposo.
Línea

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *