Hereu pide diálogo en la ley de industria y CCOO y UGT protección laboral ante deslocalizaciones

Equipo
By Equipo
4 Min Read

El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, se ha reunido este miércoles con los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, para presentarles el borrador de la futura ley de industria y autonomía estratégica, cuyo anteproyecto ha sido puesto a consulta pública este miércoles.

Tanto el ministro como los representantes de los trabajadores han pedido diálogo y consenso político para que España pueda sentar las bases de una nueva política industrial basada en la digitalización y el atractivo de la capacidad de España de producir energía barata.

Diálogo y consenso

“Tiene que ser una ley de industria de país fruto del diálogo y el consenso de los grandes asuntos”, ha comentado el ministro Hereu antes de entrar a la reunión con los representantes de los trabajadores, con quienes ha debatido el futuro del texto legislativo que el Ministro confía en llevar al consejo de ministros en el mes de septiembre para iniciar su tramitación parlamentaria durante el último trimestre del año.

Tanto el secretario de UGT, Pepe Álvarez, como el de Comisiones Obreras, Unái Sordo han coincidido en reclamar que la nueva ley debe recoger por escrito la participación de los trabajadores en el diseño de la nueva política industrial pero sobre todo han reclamado que ponga un especial interés en el diseño de los procesos de deslocalización.

Más controles para la deslocalización de empresas 

“Estos procesos dejan desprotegidos a los trabajadores y al territorio donde su vida gira en torno a una actividad económica”, ha recordado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. Por su parte, Sordo ha insistido en que “España es el país en donde es más fácil el despido masivo de trabajadores en este tipo de procesos”.

Unai Sordo también ha puesto el foco en el desarrollo de un entorno favorable desde el punto de vista energético y de sostenibilidad que, en su opinión, tiene que servir como vector de atracción a la inversión en los sectores económicos del futuro.

El objetivo vector de la futura ley es la reindustrialización del tejido económico nacional, al tiempo que se busca incrementar la productividad del sector mediante la simplificación de trámites administrativos, la aplicación de nuevas soluciones digitales o la innovación en el marco de una nueva cultura industrial.

Autonomía energética, clave

Asimismo, esta hoja de ruta demuestra la necesidad de generar una nueva autonomía estratégica a nivel europeo, evitando procesos de deslocalización y desindustrialización a fin de reducir las dependencias de grandes centros productivos a nivel mundial y evitar posibles crisis de abastecimiento como la sufrida durante los primeros meses de la pandemia de la COVID-19 con el material médico.

Entre las novedades del proyecto que prepara el Gobierno se contempla una nueva regulación de los instrumentos de planificación estratégica con las directrices básicas de la nueva política industrial europea válidas hasta 2030, según los cálculos del Ministerio.

Al tiempo, desde un punto de vista más específico, el Ejecutivo prepara un plan estatal de industria y autonomía estratégica con programas concretos, medidas, recursos y procedimientos con una duración de 3 años de validez

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *